Carlos Humberto Tortoza Suñé

Me llamo Carlos Humberto Tortoza Suñe, nací el día 14 de abril del año 1990, en Caracas-Venezuela, el mayor de cuatro hermanos. Crecí en una época donde la diversión de cualquier niño era salir a jugar con sus amigos, jugar algún deporte, compartir tus juguetes, etc.

Tuve la oportunidad de conocer varias regiones de mi país, viajando de vacaciones o viviendo en ellas adaptándome rápidamente a nuevos amigos. Iniciando mi adolescencia volvimos a vivir en mi ciudad natal donde culminé mis estudios básicos y universitarios.

Desde pequeño me apasionaron mucho las construcciones, el poder vivir un proceso de crear una construcción civil me llenaba de muchos sueños.

En mi educación básica tuve que repetir un grado ya que no tenía la suficiente motivación por problemas personales, haciendo que bajara mi interés por mi sueño de ser un Ingeniero Civil (en Chile Ingeniero civil en construcción), pronto con el apoyo de mi padre y abuelos pude superar dicho obstáculo y seguir adelante para culminar mis estudios básicos siendo el primero de mi clase por 3 años siguientes consecutivos.

Al comenzar mi educación universitaria en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas tenía un pequeño inconveniente ya que, se me dificultaba estudiar y trabajar por cuestiones de horarios, así que decidí cambiarme a una universidad más cerca de mi casa/trabajo donde podía trabajar de día y estudiar de noche, logrando la culminación de mi carrera universitaria con mucho éxito y felicidad.

Éstos trabajos por lo general fueron en contact centers atendiendo a clientes con fallas en sus celulares y computadoras, también trabajé con mi padre quien se dedicaba al mundo de la publicidad específicamente con publicidad exterior (señalética, vallas publicitarias entre otras) aprendiendo el oficio de la realización de los diseños gráficos, la coordinación de personal y la propia instalación con toda la logística que se necesita para ello.

A mediados de mi carrera tenía que hacer mis prácticas profesionales donde decidí inscribirme y postular para una multinacional brasilera (Odebrecht) que se encargaba en Venezuela de realizar todas las construcciones del sistema Metro entre otras, logré ingresar en esa empresa como practicante, aprendí de todo un poco en este cargo desde como doblar un plano hasta entender un poco la metodología constructiva de un túnel. Al momento de culminarlas tuve un gran desempeño que decidieron contratarme como supervisor de obra, cargo con el que aprendí desde como izar una maquinaria pesada hasta la comprensión absoluta del proceso constructivo de un túnel con el método austriaco (NATM). Así también como formándome profesionalmente día a día, ingeniándome las mejores soluciones para enfrentar cualquier incoveniente.

Eso y muchas cosas más se lo debo a personas que en el camino me guiaron, aconsejaron y apoyaron para seguir adelante y no ahogarme en un vaso de agua. Sin embargo, la situación país cada día empeoraba yo como ingeniero ganaba al mes 50 USD, dinero con el cual no era suficiente vivir y decidí investigar sobre a qué país podría emigrar para comenzar de cero una nueva vida que me permitiera tener tranquilidad social, económica, personal y de salud, donde poder formar una familia y vivir a gusto.

En una jornada laboral nocturna tuve un percance con un obrero que pretendía robarse unas maquinarias costosas a las cuales yo estaba con esa responsabilidad, logré evitar que las robase ocasionándome a mí una amenaza de vida, la empresa en ese momento se encontraba en clausuras de faenas y no tenían donde reasignarme, es decir, tenía que quedarme en la misma faena, motivo por el cual decidí renunciar a mi trabajo ya que mi vida vale más que él, así que desde ese momento me puse una fecha junto a mi esposa para emigrar hacia Chile, país que me ofrecía tranquilidad social, legal, y económica.

Llegamos a Chile el día 19 de septiembre del 2016 (ya culminadas sus fechas patrias) en busca de nuevos proyectos de vida y tranquilidad.

Comencé trabajando en un café como barista (nunca había preparado un café de máquina) aprendiendo un nuevo oficio que me ayudó a establecerme y generar ingresos, posteriormente con mis papeles al día logré conseguir un trabajo más estable en un contact center con la empresa SERCOMED (0800 DOCTOR) con cliente Mutual de Seguridad, aprendiendo temas médicos para agendar exámenes médicos laborales para el ingreso de trabajadores, así mismo pude comprender rápidamente el tema y ayudar en la capacitación de nuevos ejecutivos de atención telefónica.

En diciembre del 2017 comencé en un trabajo más relacionado a mis conocimientos con teléfonos celulares y computadoras, lugar donde trabajo actualmente.

Me encuentro en la búsqueda constante de un trabajo en mi área de estudio (construcción) para poder estar completamente satisfecho, y así ir adquiriendo experiencia necesaria para en un futuro poder comenzar con mi propia empresa de construcción.

 

 

 

Mis Redes Sociales

carlostortoza17@hotmail.com

    +56 9 512 80 435

     

      Escríbeme.